Thu, 07 Aug 2008 - Archivado en Cosas de la rana
Hola de nuevo; no me voy a andar por las ramas (si he de ser sincero -y no me apetece en absoluto- peso demasiado) soy consciente de que es muy probable que algunos de vosotros hayais llegado a la conclusión de que esta pequeña charca se está secando, pero no os preocupeis (o en vuestro defecto, no lanceis cohetes todavía) ya que el motivo de mi silencio es mi nueva situación de pluriempleado. Ahora, además de mi trabajo habitual -por llamarlo de alguna manera- me he especializado en la confección, suministramiento y aplicación de... ¡biberones!

Y es que el tema no es para broma (o sí) De hecho creo que estoy incubando alguna especie de manía persecutoria para con esos pequeños recipientes que intentan emular a algo tan sublime como deseado, como es un pecho femenino (y con "emular" no me refiero a descargar, o como diría Ramoncín: a robar -que según fuentes poco fiables, hasta hace poco se dedicaba a regalar vales y tarjetas VIP del "Kentucky Fried Chicken" con el objetivo de que los de la Real Academia fusionaran los dos términos en la próxima edición-)

Lo cierto es que veo biberones, no en ocasiones, sino contínuamente... Están en el salón, en el microondas, en el carrito del niño, en la nevera... me los encuentro en mis sueños (de los que, al despertar,  lo único que recuerdo es que los biberones estaban ahí) y hasta me ha llegado a pasar que, al sonar el despertador por la mañana, en lugar de colocarme las gafas (o como diría la benemérita, las lentes correctoras) he intentado introducirme dos "tetinas" en los globos oculares (por favor -o por su salud visual- no lo intenten en sus casas)

Vamos, que todo este rollo era para volver a disculparme por la sequia de nuevas combinaciones de letras (casi aleatorias) en este humilde blog... prometo que en breve (a más tardar, cuando Pau cumpla los 18) haremos un esfuerzo para recuperar la regularidad (en cuanto encuentre tiempo para mirar algo más que los chistes del periódico)
Por LaRanaBudWeisEr. Han entrado 6253 veces. Hay 8 comentarios