Wed, 27 Oct 2004 - Archivado en Profesiones mticas y Profesiones mticas
Siempre he dicho que los camareros deberan ser considerados casi como hroes en nuestra sociedad. Normalmente, para nosotros, es una persona que simplemente nos pone un caf cuando se lo pedimos, pero detrs hay mucho ms...

Pensemos que normalmente, cuando paramos a hacer ese caf antes de ir a trabajar, cuando nuestro cerebro (a regaadientes) an est intentando hacer entender a nuestro cuerpo que no es posible volver a la cama, l ya est detrs de la barra, ocupado en mil misteriosas tareas y dispuesto a servirnos con una sonrisa incluso sabiendo que le quedan por delante doce horas de trabajo... sencillamente ese hombre no es humano. Si nuestra sociedad hubiese creado los ciborgs o los androides, definitivamente seran los camareros...

Los camareros adems, tienen una paciencia casi inacabable. Son capaces de secar vasos durante dos horas seguidas mientras escuchan imperturbables como un (seguramente entraable) jubilado enumera, detallando con pelos y seales, todas y cada una de sus operaciones y marcas de guerra, incluso mostrando las seales (y con ellas los pelos)

Y precisamente su capacidad para escuchar sera una de las virtudes por las que deberan ser considerados un bien social. Al camarero se le pueden explicar problemas de trabajo, de pareja, familiares... se lo traga todo sin rechistar, es como un confesor o un psiclogo pasivo (hay muchos que cobran slo por escuchar, l lo hace gratis). Estoy seguro de que, si se diera el caso, un camarero sera capaz de aguantar al seor Acebes explicndole todas sus teoras conspiratorias sin pestaear y (lo que es ms difcil) sin soltar ni media carcajada...

Pero tienen ms habilidades no reconocidas, los circos por ejemplo, cobran entrada para ensearnos como un malabarista juega con cinco platos, mientras que en cualquier bar de mens podemos ver cada da como un humilde camarero traslada dieciseis platos en cada mano, entre un laberinto de mesas repletas de gente movindose al tiempo que, con la cabeza totalmente girada, casi emulando a la nia del exorcista, va lanzando gritos a la cocina tales como: "oido cocina!! tres de paella, dos terneras, una de lomo y una de vino para la trece!!"

Definitivamente estamos delante de un colectivo poco reconocido; estn tan poco acostumbrados a recibir propinas que en muchos sitios, cuando alguien deja algo de bote hacen sonar una campana o hasta una alarma con una luz roja... en algunos bares slo les falta poner msica y tirar globos desde el techo.

Y es que, aparte de la pelcula "Cocktail" de Tom Cruise, el personaje de Gonzalo de "Siete Vidas" (del cual tambin tendramos que decir que muy muy gil mental tampoco lo habran pintado) y poco ms que reconocimiento se les da? cuantas veces hemos visto una "plaza de los camareros"? una calle? un pasaje? una estatuilla?

Yo creo que, por ejemplo aprovechando la incipiente amenaza... perdn, emisin de OT4, en lugar de formar slo cantantes podran formar cantantes-camareros... as de un plumazo se les dara reconocimiento a los camareros, los concursantes tendran las espaldas cubiertas en caso de fracaso y nosotros aprenderamos a valorar su trabajo, aunque lo que no s es si los concursantes volveran a gritar "gracias por este sueo" con los brazos llenos de platos...
Por LaRanaBudWeisEr. Han entrado 5865 veces. Hay 13 comentarios       
Sat, 23 Oct 2004 - Archivado en Poltica y Poltica
Las personas somos crueles, de eso no hay duda. Si vamos caminando tranquilamente y tropezamos cayendo al suelo estrepitosamente, lo ms probable es que, los que tenemos a nuestro alrededor (amigos y desconocidos) se ran y mofen de nosotros... y alguno puede que hasta nos seale con el dedo mientras se retuerce de risa con lgrimas en los ojos, como diciendo a los demas: "mirad todos! estais viendo al hombre ms torpe del mundo y gratis! Pero curiosamente no pas lo mismo cuando Fidel Castro tropez al finalizar uno de sus inciertos discursos (digo inciertos, porque una vez empiezan nunca sabes si el discurso acabar o si el hombre ha entrado en un bucle infinito imposible de parar... que con el amigo Fidel siempre es un riesgo). De hecho, seguramente muchos se preguntaron: "si se tena que caer, porqu no lo hizo antes de empezar a hablar?" pero lo que no hizo nadie fue reirse. Las reacciones ante esta cada fueron diversas: para unos preocupacin, para otros expectacin... y seguro que los hubo (y muchos) que se alegraron, pero por dentro o en voz baja... Pero de todas las reacciones, ha habido una que se ha hecho sentir en todo el mundo: la de la seora Loyola de Palacio. Parece ser que para la vicepresidenta de la Comisin Europea el concepto de diplomacia es algo diferente que para los dems, y ni corta ni perezosa no dud en afirmar ante los medios constructivas reflexiones tales como: Todos esperamos que Castro se muera cuanto antes o No digo que lo maten, digo que se muera, porque dudo que cambie mientras viva. Eso s, no dej de matizar: esperamos, pero no deseamos su fallecimiento (no queremos que nos tomen por brbaros) No decimos siempre que queremos sinceridad en nuestros polticos? Pues aqu la tenemos, pero no olvidemos lo que esto nos ensea: la sinceridad y la diplomacia son como Pocholo y la elocuencia, o como Urdazi y la informacin objetiva: incompatibles.
Por LaRanaBudWeisEr. Han entrado 4275 veces. Hay 6 comentarios       
Tue, 19 Oct 2004 - Archivado en Televisin y espectculos y Televisin y espectculos
24 horas despus de que el presidente del gobierno Jose Luis Rodriguez Zapatero lanzase un aviso sobre la autoregulacin de los contenidos a las cadenas de televisin de este pas, Tele 5 ha anunciado una lista con 21 medidas destinadas a controlar la emisin de telebasura. Pero qu es telebasura? Estamos ante un concepto que, como mnimo, es complicado y subjetivo; a m por ejemplo me costara mucho diferenciarla en la programacin actual ser porque no encuentro puntos de referencia? Las 21 normas anunciadas por la cadena privada tienen como objetivos entre otros, preservar el anonimato de los menores, diferenciar de forma clara entre opinin e informacin, mostrar respeto por los personajes que sirven de carnaza... perdn, alimento a los programas de la cadena y sobre todo, vigilar la emisin en horarios susceptibles al pblico infantil. Bien, la idea es buena y la intencin loable pero... cmo van a hacerlo? Porque, por ejemplo: en qu horarios emitirn ahora Gran Hermano, A tu lado, Salsa Rosa, Dia a dia, TNT, Crnicas Marcianas y otros? (y eso slo en Telecinco) Lo que est claro es que si intentan sacar todos esos programas de horarios en los que puedan influir sobre el pblico infantil acabaremos viendo a la Emma Garca (con unas ojeras que darn a las maquilladoras ms trabajo que el que tiene la esteticista de la Duquesa de Alba) presentando A tu lado a las 2:30 de la madrugada, entre Crnicas Marcianas y la edicin diaria de Gran Hermano (a las 4:30 a.m.?) Por lo menos, una cadena privada ha tenido la iniciativa de redactar un documento en el que, de alguna manera, reconoce que la calidad y los contenidos de sus programas no son precisamente "educativos" ni "edificantes", aunque servir para algo? Ante el hecho de que los verdaderos clientes de las cadenas privadas como Telecinco no somos nosotros sino los anunciantes, yo no me hara demasias ilusiones. Entonces qu haran si como amenaza Zapatero, el gobierno tomase cartas en el asunto y/o se crease un comit de regulacin? Tal y como estn las cosas me veo a los habitantes de la casa de gran hermano transformados en clones de Leticia Sabater y gritando a los nios "con muchaa marcha!" o corriendo hacia adelante y hacia atrs para ensearles el significado de los conceptos "cerca" y "lejos" (aunque primero habra que hacerselo comprender a ellos, claro...)
Por LaRanaBudWeisEr. Han entrado 6290 veces. Hay 13 comentarios       
Thu, 14 Oct 2004 - Archivado en Poltica y Poltica
[Para una mejor asimilacin del siguiente prrafo, a ser posible leerlo con la msica del nodo (en su defecto, tambin puede servir tararearla mentalmente)] Es de agradecer los desvelos del ministro de Defensa, para dar el mayor realce posible al acto central del Da de la Hispanidad, como es el desfile militar en el madrileo paseo de la Castellana, con el homenaje a la bandera y la ofrenda a los cados que tiene, precisamente, por escenario la plaza dedicada a la gesta del descubrimiento y a su artfice, Cristbal Coln Editorial de La razn, 12-10-2004 [ya podeis parar la musiquita...] Aunque parezca mentira, este texto no se ha escrito para el nodo en 1954, sino hace dos das y aparece en la editorial de un peridico que tampoco es El Alczar, sino La Razn... Y lo cierto es que el sr. Jos Bono consigui "realzar" y crear expectacin sobre la fiesta del 12 de octubre, aunque el sistema que escogi para conseguirlo parece ms adecuado para programas de televisin como Gran Hermano, la Granja o el famoso "Tmbola" de canal 9. A nuestro flamante Ministro de Defensa no se le ocurri mejor idea que hacer desfilar a representantes de la Divisin Leclerc y la Divisin Azul juntos. La primera es del bando republicano y ayudaron a la liberacin de Pars de los nazis, y la segunda (tambin llamada Divisin Espaola de Voluntarios) visti el uniforme grs de los nazis y march sobre leningrado bajo las rdenes del Fhrer... Suerte hubo de que los dos ancianos no acabasen intercambiando insultos y bastonazos entre revolcones en el suelo del Paseo de la Castellana! A un republicano lo pone a desfilar junto al Rey de Espaa y junto a un fascista que se exhiba orgulloso delante de miles de demcratas... y lo llama "desfile de la concordia"! a lo mejor el sr. Bono esperaba de corazn que al acabar el desfile se largasen todos juntos a hacer unas caas y a echar unas risas, pero lo cierto es que a un servidor esa puesta en escena le recuerda a las maniobras que realizan en Gran Hermano para crear "expectacin", como introducir en la casa ex-novias de concursantes para hacer saltar la "chispa"... Y es que nuestro Ministro de Defensa es un hombre innovador y atrevido, que sabe adaptarse a las ultimas tendencias y que lucha por una nueva espaa (como ha demostrado haciendo desfilar a los dos ancianos) No hay duda de que es un hombre que sabe como atraer la atencin de los medios y de la audiencia (tanto que no me extraara verlo un da de estos en telecinco diciendole a la cmara con un guio y una sonrisa: "conejtemos de nuevo con la casa!")
Por LaRanaBudWeisEr. Han entrado 654 veces. Hay 7 comentarios       
Fri, 08 Oct 2004 - Archivado en Profesiones mticas y Profesiones mticas
Estos dias se ha hablado mucho de la acusacin que ha recibido el presidente del SCH (Santander Central Hispano) por haber vendido ciertos productos financieros que permitan esconder "unos ahorrillos" a hacienda... Es curioso, pero parndose a pensar a uno le da la sensacin de que los banqueros no acaban de caer demasiado bien, y la verdad, no lo entiendo. Los banqueros son nuestros amigos, lo cierto es que se desviven por nosotros y si lo pensamos un poco nos daremos cuenta enseguida. Imaginemos que tenemos, no se... 15.000 euritos de nada en el cajn de la mesita de noche y que en lugar de llevarlos al banco decidimos llevarselos a nuestro mejor amigo para que nos los guarde: mal rollo. Lo primero que har ser interrogarnos: de dnde lo has sacado? porqu quieres que te lo guarde? Y es lgico, tanto para l como para t es un riesgo y una responsabilidad, porque claro, es tu mejor amigo: hacerle firmar un recibo quedara feo, pero... y si le roban? y si lo pierde? y si se le incendia el piso? y si se v de vacaciones al caribe y no vuelve o vuelve con amnesia? y si...? En cambio el cajero del banco nos recibir amablemente y con los brazos abiertos; coger nuestro dinero sin hacer preguntas y adems perder su tiempo en contarlo delante nuestro (dos veces si hace falta) para guardarlo en una caja fuerte custodiada por guardias de seguridad armados; por supuesto todo asegurado por si les roban y reflejado con recibos y contratos sin que nade se ofenda (con lo que tambin descartamos el peligro de la amnesia) aunque lo mejor de todo es que, no slo no te cobra nada ms que los "gastos", sino que adems te da intereses! y lo hace tratndote como a un rey y con una sonrisa en la cara digna de un anuncio de colgate. Pdele eso a tu mejor amigo y vers donde te manda... Pero eso no es todo, imaginemos ahora que al final nuestro amigo nos guard el dinero y en un momento dado necesitamos disponer de l... primero encuentra a tu amigo (si te enteras que se encuentra en el caribe es fcil que empieces a sudar) y luego, reconozcmoslo, siempre es un problema pedirle dinero a un amigo, aunque sea el tuyo ya que esa situacin inevitablemente vuelve a provocar preguntas que quizs no queramos contestar: ha pasado algo? no te van bien las cosas? el trabajo est flojo? Pero no slo eso, en cuanto tenemos el dinero en las manos nos surge otro problema: hay que contarlo. T sabes que el dinero hay que contarlo, pero tambin ests prcticamente seguro de que tu amigo lo ha contado antes de drtelo, y puede que dos veces... no olvidemos que es nuestro mejor amigo le molestar? y si se ofende? encima que nos hace el favor... Sin embargo, en el banco, de nuevo nos lo hacen todo ms fcil. El cajero vuelve a recibirnos con esa permanente sonrisa (la cual ya comienza a parecer extraa... cmo puede sonreir as con un peridico del ao 2004 al lado?) que no se inmuta cuando le dices que necesitas extraer dinero de tu cuenta y te lo da en segundos! Cmo saba que ibas a venir y lo ibas a necesitar? Adems con l no tienes problemas para contarlo, no se ofender ni mucho menos... es ms, espera a que lo hagas para despedirse de t amablemente. Es evidente que este grupo de profesionales realiza un gran servicio a la comunidad y se les agradece? No, se les persigue como al sr. Emilio Botn... Lo cierto es que si tomamos en cuenta estas reflexiones deberamos pararles por la calle y saludarles, incluso invitarles a un caf o a una cerveza cada vez que nos los encontrsemos; pero no, en lugar de ello cuando un recin conocido nos dice "trabajo en un banco" automticamente esgrimimos una sonrisita falsa y decimos "qu bien..." mientras pensamos "los hay con suerte! pedazo de coche que tendr el to..."
Por LaRanaBudWeisEr. Han entrado 4562 veces. Hay 12 comentarios       
Tue, 05 Oct 2004 - Archivado en Poltica y Poltica
"...algo hemos debido de hacer mal..." Pues si, parece que alguien ha hecho algo mal... en concreto el sr. Alberto Ruiz-Gallardn. Y lo hizo justo al decir esa frase en el marco del 15 Congreso del PP. Obviamente, dicha reflexin fue acogida con crticas y descalificaciones entre sus compaeros de partido, algo totalmente lgico por otra parte, porque cmo podra alguien pensar tal cosa? Tengo que confesar que inicialmente, un servidor se sorprendi (y gratamente) al conocer el ejercicio de autocrtica que, tmidamente, comenz a esbozar el alcalde de Madrid. Pero ahora veo claramente mi craso error: el antiguo gobierno del PP, capitaneado por nuestro humilde y sacrificado ex-presidente Jose M Aznar, nunca hizo nada que alguien con dos dedos de frente pudiese calificar como "mal"... Es evidente que alguien que ha conseguido ser profesor en la universidad de Georgetown por mritos propios, simplemente no slo no tiene la capacidad de cometer errores, sino que adems su influencia la elimina en los que le rodean (ah, y por supuesto el ttulo no tiene nada que ver con el hecho de que fuese un gran pelot... perdon, quera decir amigo del presidente Bush, ni con el famoso y millonario contrato con el lobby que supuestamente deba promocionar la imagen de nuestro ex-presidente... de hecho ese contrato ni existi: todo fueron invenciones de los comunistas-pancarteros) Como el sr. Aznar se apresur a aclarar (humildemente, por supuesto) en las filas del PP todo se hizo a la perfeccin. Si pasaron de una mayora absoluta a perder las elecciones en poco ms de una semana no fu porque ellos se equivocaran, quien se equivoc claramente fue el pueblo (empiezo a barajar la posibilidad de que los comunistas-pancarteros se hiciesen con algn aparato de control mental en masa o algo parecido para amaar las elecciones y poder as destruir Espaa con tranquilidad) Como consecuencia de todos estos hechos, el mencionado congreso ha resultado ser un puro trmite en lugar de un ejercicio de anlisis en el que, al no tener errores que solventar, han aprovechado para felicitarse y aplaudirse mutuamente (mucho ms al "profesor", pero es que se lo merece) Es por ello que ahora se entiende la aclaracin que da el sr. Ruiz-Gallardn respecto a su sorprendente reflexin: slo quera "provocar un debate"... normal, en medio de tanta perfeccin quin no se aburrira?
Por LaRanaBudWeisEr. Han entrado 584 veces. Hay 10 comentarios